Salon 94 Art & Design Gallery

Salon 94 por Rafael Viñoly

El nuevo espacio de Salon 94 en Manhattan es un faro de luz para la Milla de los Museos

El nuevo buque insignia neorrenacentista de seis plantas de la galería de arte y diseño Salon 94 es un símbolo de renacimiento en la Milla de los Museos de Nueva York. Y más ahora con el trabajo de renovación realizado por el arquitecto Rafael Viñoly.

Cuando la mayoría de las galerías de arte intentan encontrar el equilibrio entre las exposiciones en línea o en el mundo real, la galería de arte y diseño contemporáneo Salon 94 ha redoblado la apuesta por las visitas en persona con la inauguración de una nueva sede en el Upper East Side de Manhattan.

El edificio se construyó entre 1913 y 1915 en el número 3 de la calle 89 Este, y al principio era una estructura neorrenacentista que servía originalmente como sala de exposiciones. También sirvió como biblioteca y espacio de entretenimiento para el filántropo y académico Archer Milton Huntington, y en parte como estudio artístico para su esposa, la escultora Anna Hyatt Huntington.

Diseñado por el arquitecto Ogden Codman Jr, que contaba con las familias Vanderbilt y Rockefeller entre sus clientes, el edificio se creó como una extensión de la casa de los Huntington en la Quinta Avenida.

En 1941, ambas propiedades fueron donadas a la Academia Nacional de Diseño. A partir de entonces se utilizó como museo y espacio de exposición hasta 2016. Se construyó una adición, un tercer edificio al lado. Todos ellos se pusieron en el mercado y se vendieron por separado, y la fundadora de Salon 94, la Sra. Jeanne Greenberg, acabó comprando la propiedad número 3 por 22,3 millones de dólares en junio de 2019.

Rafael Viñoly y Jeanne Greenberg

Para adaptar la mansión al siglo XXI, la Sra. Greenberg recurrió a su amigo, el arquitecto Rafael Viñoly, que ha colaborado con ella en otros proyectos a lo largo de los años, como su casa de la calle 94, y las otras dos sedes de la galería en el centro de la ciudad.

Rafael Viñoly Architects trabajó durante casi 18 meses en la renovación del edificio, aportando una calidad sin fisuras al proyecto que subraya la historia del edificio. Era imperativo mantener la integridad del edificio, y una de las cosas que no hicieron fue unificar las habitaciones, e intentar mantenerlas en el mismo estilo que tenían cuando se encontraron. Viñoly dice en una entrevista:

La condición proporcional y volumétrica del edificio es como un museo en sí mismo. Las salas son grandes, que es lo que movió a Jeanne a comprarlo en primer lugar, y la forma de circular por ellas es bastante singular.

Parece que todavía hay bastiones de la escena artística neoyorquina que prosperan incluso en las condiciones de la pandemia mundial. Este emblemático edificio parece mantenerse en pie, y con el nuevo lavado de cara que le ha hecho el diseñador Viñoly sigue encajando perfectamente en lo que llaman la Milla de los Museos de Manhattan.

You May Also Like
Mokim Architecture

Mokim

Mokim es un dúo de arquitectos surcoreanos que juega con cortes innovadores y líneas limpias, elegantes pero sencillas. Sobre todo son conocidos por la S House, su obra maestra, que…