Karim Adduchi

Karim Adduchi

Con una formación en ilustración, el marroquí Karim Adduchi, se trasladó a Ámsterdam en 2011 para seguir su formación en moda; se graduó en 2015 con una impactante colección She Knows Why the Caged Bird Sing“, seguida de She Lives Behind the Courtyard Doo“, que le valió el reconocimiento de la industria y puso sus conceptos culturales firmemente en el punto de mira mundial.

Karim Adduchi fashion designer
¿Cómo llegó a la moda? ¿Siempre quiso ser diseñador o ilustrador, ya que sus padres eran sastres?

Cuando era niño soñaba con ser profesor o artista, algo creativo. Me imaginaba haciendo cosas nuevas y con la libertad que eso supondría. Sin embargo, con el tiempo y viendo a mis padres trabajar con telas todos los días como sastres, eso me moldeó como persona. También vi la cantidad de ropa que se tiraba, sin ser conscientes de ello.
Una vez que me fui de casa, y me alejé de mis padres, mi niño interior me pedía hacer lo que veía hacer a mis padres a diario como una forma de conectar con ellos de nuevo. Y así es como empecé a diseñar, por la necesidad de volver a sentirme en casa estando lejos de mi hogar físico. Así que ahora, dondequiera que trabaje, me siento seguro y en casa.

¿Recuerda cuándo empezó a diseñar?

De pequeño no diseñaba, pero veía el mundo a través de los ojos de un niño. Recuerdo cómo podía pasar horas observando y sin hablar, viendo texturas, colores y sonidos que me hacían soñar e imaginar mi propio mundo.

Karim Adduchi

¿Cree que pasar de Marruecos a España y a Amsterdam ha influido en sus diseños?

Sin duda, me ha dado una perspectiva y comprensión sobre las percepciones culturales de mi cultura y también me ha dado ventaja socialmente. Viajar y vivir en diferentes países es siempre una fuente de inspiración. Como creativo, viajar y vivir fuera de tu zona de confort, exponiéndote a nuevas experiencias y personas es la mejor manera de entenderte a ti mismo y a los demás.

¿Dónde se encuentra ahora? ¿Cree que esto ha alimentado su creatividad?

Ahora mismo estoy en Amsterdam. La escena multicultural de Amsterdam es siempre inspiradora y el enfoque abierto de la vida da cierta libertad a los creativos para ser audaces y valientes en su trabajo.

Háblenos de los diseños inspirados en los refugiados sirios: ¿la colección She has 99 names fue diseñada para hacer una declaración política?

Se hizo como una declaración social y para crear inclusividad, dando una plataforma a las minorías que son muy hábiles y talentosas pero que no tenían ninguna red o apoyo para mostrar su trabajo. Me enorgullece poder ofrecer esta oportunidad, pero también fue un gran reto crear una colección con otros y aprender de ellos. En todo momento hubo un diálogo entre nosotros, una interacción humana que me dio un impulso emocional para seguir adelante. El resultado fue un espectáculo y un viaje mágico para mí y para ellos.

Karim Adduchi

¿Cree que la moda tiene un lugar para dar voz a los infrarrepresentados?

Definitivamente, la moda bien utilizada puede ser poderosa, y teniendo en cuenta la fuerte voz que tiene la moda, decidí usar esa voz para dársela a los sin voz. La moda es un documento social, no sólo un producto: es una forma de arte y expresión. Teniendo eso en cuenta, mi intención era expresarme y difundir la alegría y la conciencia de la unión al público.

Forbes Europa y Forbes Oriente Medio le incluyeron en sus listas de 30 menores de 30 años como uno de los diseñadores más influyentes a tener en cuenta, ¿cómo se produjo esto?

Por sorpresa. Mi intención siempre ha sido centrarme en el trabajo y en el momento de la creatividad, nunca pensar en los resultados o las expectativas. Las cosas buenas y la validación del público o de la industria llegan cuando amas lo que haces y contagias esa energía al mundo exterior. Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida.

Karim Adduchi

Tu primer desfile de prêt-à-porter en la Semana de la Moda de París para FW 2019 incorporó artesanía de tu tierra natal, ¿puedes contarnos más sobre eso?

Era mi responsabilidad como deseñador árabe, marroquí y español mostrar mi herencia y difundir la diversidad dentro de la industria. Tenía la plataforma y tenía que utilizarla para aportar inclusividad utilizando mi artesanía tradicional, el simbolismo y la narración de historias. Somos una cultura llena de poesía y generosidad, y mi propósito era romper las ideas erróneas sobre mi cultura utilizando la moda.

¿Qué importancia tienen para usted las semanas de la moda? ¿Es la única manera de que los jóvenes diseñadores se den a conocer?

Llevo cinco años en la industria y sólo he hecho cuatro colecciones. Quiero transmitir que no necesito producir en exceso y hacer colecciones cada temporada o para cada semana de la moda. Quiero crear calidad por encima de la cantidad. Nunca cambiaré mi persona para seguir al sistema. Por supuesto, tuve que crear mi espacio en la industria siguiendo mis principios y visiones, pero ahora no hay necesidad de desfilar en una semana de la moda, ya que puedes llegar a la gente a través de muchas fuentes y resultados diferentes.

Karim Adduchi

¿Por qué cree que es importante hacer referencia a su origen cultural en la ropa que crea?

La única manera de que te entiendan y te sientas identificado es ser transparente con el cliente y mostrar quién eres, en lugar de quién quieres ser. Por respeto a mi cultura y a mí mismo, es importante que la gente sepa qué defiendo y por qué.

¿Cómo cree que la moda está pivotando en estos tiempos de crisis? ¿Cómo se ha adaptado usted?

La industria de la moda necesita una lección y considero que la pandemia ha obligado a muchas industrias y campos a adaptarse, a dar un paso atrás para pensar en nuestra codicia y velocidad. Yo no he tenido que adaptarme mucho porque he estado haciendo lo que siempre he considerado que era lo correcto. Nunca produzco en exceso y reutilizo los materiales como un proceso lento hacia la creatividad.
Por supuesto que ha afectado drásticamente al negocio, pero nos hemos adaptado siendo frágiles; cuando eres pequeño y frágil tienes más capacidad para reajustarte a las grietas, y centrarte en el lado bueno de cada situación de la vida. Sólo espero que esta vez la gente reconsidere su trabajo y sus intenciones y cómo repercutirá en el futuro.

¿Ha aprovechado su tiempo de forma creativa durante el confinamiento?

La marca no creó ninguna colección nueva, pero publicamos en Instagram un patrón de máscaras faciales que hicimos con telas y materiales sobrantes que teníamos por ahí. Luego donamos las máscaras a refugios para personas sin hogar en Amsterdam y sus alrededores, y también proporcionamos comidas a personas que necesitaban apoyo durante los primeros meses de incertidumbre.
Otro proyecto consistió en enviar más de 200 telas con dibujos hechos a mano a familias, hospitales y centros de acogida para que la gente pudiera distraerse bordando los dibujos. Los materiales devueltos se cosieron en un enorme lienzo hecho por 200 personas que ni siquiera se conocían. El proyecto fue una iniciativa de la Fundación World Makers y se expondrá en los museos de Amsterdam. Una vez más, siempre hay una salida y un mañana mejor.

Karim Adduchi

¿Cómo se inspira? ¿Está creando constantemente?

Me inspiro trabajando, manteniéndome ocupado, dejando de lado las expectativas, haciendo más que hablando, observando más que juzgando. Por un libro, una película o un momento de alegría.

¿Cree que los clientes se fijarán ahora en invertir en piezas clave que causen un impacto y una declaración?

Definitivamente, los clientes de ahora y las generaciones venideras son mucho más conscientes de los residuos que produce la moda rápida y de lo que podrían hacer para devolver algo al medio ambiente. Cada vez veo más que los clientes invierten en marcas con una visión ecológica.

¿Qué está por venir para ti? ¿Tienes otra colección en proyecto o estás explorando otras vías?

En estos momentos estoy ocupado con varios proyectos de museos y encargos de clientes, además de crear libros sobre proyectos sociales anteriores. Estamos ampliando nuestro alcance a través de los libros, el arte, la narración y la creación de un comercio ecológico para el futuro. Volveremos a exhibir, cuando vuelva la nueva normalidad. Quiero utilizar este tiempo para ayudar y devolver a la sociedad asesorando a startups y creativos para que desarrollen un negocio equilibrado con una perspectiva social.

Karim Adduchi Vogue Magazine

Fotografía: Laura Encursiva

You May Also Like

John Galliano fashion report

Thanks to a tour through the first and convulsive decades of the twentieth century, bill gaytten sets out a concept between the military austerity and the fashion trends of the…

Véronique Leroy

Looking back to the golden 80s, Véronique Leroy turns velvet into the unique and exclusive life of the party. Along with it, fabrics in shades of grey, brown and pistachio green that…