Azzaro

Azzaro y sus noches festivas

Azzaro Haute Couture SS2019

¿Quién puede imaginar las noches de primavera sin la elegancia de una paleta de grises y negros que no deje a nadie indiferente? Azzaro sabe bien de lo que hablamos.

Aunque el paso de las hojas del calendario anuncie la llegada de meses dispuestos a llenar de colores y alegría nuestras jornadas, no hay noche que se precie sin una paleta de elegantes y sobrias tonalidades propias de un Azzaro de lo más cautivador e incandescente.

Azzaro

Si hay algo que sabe Azzaro es cómo crear combinaciones espectaculares dignas de las fiestas más exclusivas y glamurosas gracias a vestidos y trajes que encuentran en el azul marino y el negro sus mejores aliados.

Brillantes y festivas creaciones que poco o nada tienen que envidiar a las que durante horas y horas ocupaban la pista de la mítica discoteca neoyorquina Studio 54.

Faldas, vestidos, bléiseres y pantalones que esculpen una silueta de mujer que llega dispuesta a convertirse en reina de la fiesta sin titubeos o vacilaciones, la misma que escoge festivas creaciones con las que se siente segura y sin miedo a arriesgar.

Azzaro

Una mujer que escoge para esas noches de ensueño y desenfreno piezas de lo más sesenteras.

Vestidos de sinuosa infinitud, plisados que se dejan caer sobre las curvas femeninas, transparencias que nada dejan a la imaginación y brillantes, muchos brillantes que aportan ese toque chic que Azzaro tanto busca en sus nuevas colecciones y que consigue recrear.

Y es que el lamé, la lentejuela, la pedrería y la purpurina convierten los patrones más clásicos en auténticas obras de arte, propias de cuerpos de infarto y desenfreno.

Azzaro

Piezas incrustradas en diseños con flecos, sin mangas o con sugerentes aperturas que dejan perplejos a quienes asisten sorprendidos a este espectáculo y derroche de sofisticación.

Negros, grises, plateados y blancos también tienden su mano a verdes metalizados, púrpuras llenos de destellos, dorados incandescentes y rojos de infarto para cubrir los cuerpos femeninos que busquen sentirse seguros con las tonalidades sobrias sin tener que renunciar a toques de una paleta que evoca la fiesta y la diversión.

Azzaro

Para la próxima temporada, Azzaro busca mujeres decididas a las que no les dé miedo elegir entre un clásico traje sastre con un pantalón acampanado, una blusa con un elegante, y a la vez atrevido, escote en V y una falda de corte mini con ornamentos que aportan volumen y diferenciación y que muestran piernas de infarto pisando con fuerza y decisión un asfalto que no ofrece resistencia.

Azzaro

Finos tirantes, largas mangas ceñidas a la muñeca, escotes en palabra de honor, estilizados monos, transparencias sugerentes, túnicas al más puro estilo tunecino, cortes vaporosos y fluidos, mangas abullonadas… todo vale para un Azzaro que busca que la mujer apueste por caballo ganador y consiga no pasar inadvertida sin perder ese toque cañero y guerrero, para el que propone botines de tacón de infarto con los que consigue crear looks menos serios y más desenfadados, que se alejan bastante de las férreas fiestas donde priman la etiqueta y los formalismos.

Azzaro

¿Y qué decir de los complementos? Azzaro dibuja a una mujer que solo necesita su cuerpo para deslumbrar, alejándose de los artificios y apostando por la naturalidad. Las creaciones hablan por sí solas; no hay nada que pueda hacerles sombra.

Para terminar, el maquillaje. No hay diseño que no necesite un buen maquillaje para sentirse reforzado. Para los próximos meses, Azzaro propone principalmente acabados naturales y peinados sueltos que consigan dar ese toque de libertad a una mujer que se ve y siente segura.

Azzaro